Tratamiento para el ojo seco: Diferentes opciones para encontrar alivio (Parte III)

4. Gotas para los ojos con esteroides

En los últimos años, los médicos han reconocido la inflamación como un factor de importancia que causa el ojo seco. La inflamación con frecuencia provoca enrojecimiento y ardor asociados con el síndrome del ojo seco; pero en muchos casos, se presenta sin ningún tipo de signos o síntomas visibles.

En muchos casos no hay una solución rápida para el ojo seco. Siga las instrucciones del profesional del cuidado de los ojos y tenga paciencia para ver los resultados del tratamiento.

Las lágrimas artificiales no suelen atender adecuadamente estos cambios inflamatorios y es probable que el médico recomiende gotas para los ojos con esteroides para controlar mejor la inflamación subyacente relacionada con el síndrome del ojo seco.

En general, las gotas para los ojos con esteroides se utilizan a corto plazo para controlar rápidamente los síntomas. A menudo, se utilizan en conjunción con lágrimas artificiales y Restasis, a modo de complemento de estas estrategias de tratamiento que son a largo plazo.

Aunque una pequeña cantidad de los esteroides se absorbe por vía sistémica, en el candidato adecuado, los efectos de las gotas con esteroides para los ojos, generalmente, no se perciben más allá de los mismos. Aun así, es importante hablar de sus antecedentes médicos con su proveedor antes de empezar el tratamiento de gotas para los ojos con esteroides.

Existen muchos tipos de gotas con esteroides y difieren en su potencia. La mayoría de los médicos prefieren empezar con esteroides suaves que se degradan rápidamente en el interior del ojo. Sin embargo, en algunos casos, se necesitan gotas más potentes para abordar síntomas más graves.

Las gotas para los ojos con esteroides pueden incrementar el riesgo de desarrollar hipertensión ocular o incluso cataratas si se utilizan durante largos períodos de tiempo. Aunque estos riesgos son bajos cuando las gotas se van a utilizar a corto plazo para el tratamiento del ojo seco.

5. Lacrisert

Lacrisert (Bausch + Lomb) es un lubricante estéril de liberación lenta que se coloca debajo de la parte inferior del ojo, donde la conjuntiva del interior del párpado se junta con la conjuntiva del globo ocular (esta ubicación se denomina fondo de saco conjuntival inferior).

Lacrisert es un inserto sólido compuesto de un agente lubricante sin preservantes (hidroxipropilcelulosa) que se licua lentamente con el tiempo y que proporciona un efecto hidratante durante todo el día.

Para la mayoría de las personas con el síndrome del ojo seco, Lacrisert se aplica solo una vez al día. Según el fabricante, este dispositivo ha demostrado que alivia la sequedad, el ardor, el lagrimeo, la sensación de cuerpo extraño en el ojo, la picazón, la sensibilidad a la luz y la visión borrosa.

Normalmente, Lacrisert se recomienda para pacientes con síntomas del ojo seco de moderados a graves, sobre todo si el tratamiento con las lágrimas artificiales no ha tenido éxito.

Si Lacrisert se coloca mal en el fondo de saco conjuntival inferior, podría causar abrasión de la córnea. También puede causar visión borrosa transitoria, malestar o irritación ocular, halos o adherencia de las pestañas, ojos rojos y sensibilidad a la luz.

Comparte en Redes Sociales